Etiquetas

, , ,

Gabriel de Araceli (Texto y fotos)

No cabía ni un brazo más en los apenas 300 m de la calle Pelayo el jueves 29 de junio de 2017. Se celebraba la carrera de tacones y un año más se llenó. ¿Diez mil personas?, es posible, venidas de todo el mundo para observar a los quince corredores y a Chumina Power de animador/a, el espectáculo de la vida desatada en el interior de un barrio de Madrid. La excusa de la carrera era perfecta para pasar un rato de alegría y de convivencia. El asunto está tomando relieve internacional, ha pasado de ser una conmemoración de un barrio a tener relevancia galáctica. ¿Que si la angustia de convertirse en un parque temático, con la amenaza del turismo masivo planea sobre el Orgullo?, seguramente. De momento, la gilipollez global que nos envuelve ha inundado de anglicismos la calle y sustituye a los nombres castellanos, Pelayo Street reza en la pancarta de salida de la carrera. ¿Es que nos da vergüenza hablar en español? La imbecilidad lingüistica se ha instalado entre nosotros.

(Todas las fotos tomadas en un radio de 50 m)

 

Enlaces relacionados:

Cabalgata Orgullo Gay, 2016, Madrid

Carrera de tacones, calle Pelayo, 2015

Carrera de tacones, calle Pelayo, 2016

Anuncios