Castilla sufre un abandono secular, cada vez más es un desierto donde sólo habita el arte sacro y viejos que no pudieron, o no quisieron marcharse de estas tierras. Bañada de historia conserva un patrimonio artístico excepcional, sus iglesias encierran tesoros de belleza extraordinaria, como estos que se muestran a continuación, fotografiados en tierras de Valladolid y Zamora.

 

Un vídeo fotográfico de Ángel Aguado López

Enlaces relacionados:

En el fervor de Silos

La revelación equinoccial de san Juan de Ortega

Angelitos Bellos

Anuncios