Etiquetas

, , , , , , ,

42 años después el Atleti gana al Bayern y alcanza por tercera vez la final de la Copa de Europa. Y lo hace como siempre, sufriendo hasta el último segundo, luchando al borde del infarto y peleando con uñas y dientes. Ya sabemos, el Atleti es así. El furbo es lo que tiene, que es asín, veintidos tíos corriendo en calzoncillos detrás de una pelota, algo intrascendente, nimio y efímero. Sin embargo, nadie se explica las razones que mueve a una masa social a seguir con lealtad absoluta a esos equipos con turbulentos balances económicos llenos de deudas, en el que muchos de los directivos rozan las ilegalidades contables, están procesados judicialmente o han sido condenados por delitos fiscales, en el que la mayoría de los jugadores son extranjeros y mercenarios y cambian de colores como de ropa interior. Pero ya se sabe, puedes cambiar de religión, o de partido político, o de mujer, o de marido. Pero nadie cambia jamás de equipo de furbo._DSC2014_web

La TriX 400 forzada a 1600, 1/500 a f:2,8, enfoque manual y un 200 mm, con un motorcito que hacía dos fotos por segundo. Un carrete en el primer tiempo y revelar corriendo en el descanso, bajo la grada, tapando el tanque de revelado con un trapo negro para que no se velara la película. Y antes de acabar el partido salir pitando para la agencia o el periódico porque la edición de nacional se cerraba a las 22. Y la ampliadora y el revelador y el fijador y el lavado y secar las copias corriendo. Esas viejas fotos en blanco y negro, la memoria de un tiempo sin retoques, sin Photoshop. El furbo y el fotoperiodismo eran asín, sí.

©Ángel Aguado López para todas las fotografías de no indicar lo contrario.

                                           

¿Tú también, Figo? Artículo de Vázquez Montalbán publicado en EL PAIS, el 21 de octubre de 2000. mvm¡Extraordinario Vázquez Montalbán!

Anuncios