Etiquetas

, ,


Unos jovencitos, un niño con su papá, una jovencita, unas alborozadas mujeres, un joven con coleta o un cocinero voluntario se manifiestan en la Puerta del Sol durante aquellos días del 15 M de 2011, la fiesta espontánea de la expresión libre que tanto miedo produjo en los poderes.
El derecho a la información y a la libre expresión lo recoge como fundamental la Constitución Española en su art. 20. Es tal la importancia de este derecho para el juego democrático que tiene prevalencia sobre otros como el honor e incluso la intimidad, como ha ratificado en repetidas sentencias el Tribunal Supremo en todos los pleitos en los que ha intervenido. Por eso  la ley mordaza del PP está recurrida por todos los grupos políticos, porque es una manera de socavar desde el poder los derechos fundamentales del ciudadano que le son incómodos.


©Ángel Aguado López. Para todas las fotografías.


Anuncios