Etiquetas

, , , , ,

María M, reside en París desde hace dos años. Hace apenas unos meses celebró los cincuenta por todo lo alto. Alquiló una péniche, un catering y organizó una gran fiesta en el Sena hasta el amanecer. Trabaja como profesora de español y disfruta de la vida parisina todo lo que puede. Vive junto al Canal Saint Martin, la zona bohemia de París que se ha puesto de moda, el barrio “bobo”. El viernes por la noche salió a tomar algo con su hermana, de paso por París, en uno de los bares de su barrio, “Le Carillon”.
Tenían frío y decidieron sentarse en el interior. Apenas el camarero les trajo unas cervezas cuando empezó el tiroteo fuera. No comprendían nada. Creían que eran petardos hasta que vieron los cristales romperse y la gente gritar. Inmediatamente se tiraron al suelo. María se cubrió con una silla y su hermana consiguió protegerse detrás de la barra. A su lado había personas heridas y otras agonizantes. Tras el largo tiroteo y cuando llegó el silencio pudieron salir por la parte de atrás del bar y correr hasta su casa.
Desde el viernes las dos hermanas no duermen y están en estado de shock. María dice “no entiendo nada, si no hubiera tenido frío ahora estaría muerta”
En Le Carillon ha habido 14 víctimas, la mayoría en la terraza.

Ana María Pulido Infante


_DSC0134Fotografías tomadas en el Cementerio de Montmartre, París. ©Ángel Aguado López

Anuncios