Gabriel de Araceli

Aurora Vélez es la bisectriz que a través de su poesía genera dos mitades iguales en el ángulo que desde Ecully va a Bilbao y al Albaicín.

Estos son versos de su nuevo libro editado por Torremozas, Carta corriente en cortina.

 

Tengo un arañazo niño
que me escuece la pena.
¡Ay, tengo que tengo, mae!
Una aceituna negra
que late loca, luna sangre
que late en una selva.
La selva de tus besos, niño,
que hoy solo son arena.

¡Y un cuchillo blanco, mae!
Como las azucenas,
un erizo de plata y lluvia
pasea por mis venas.

Ya no me quieres niño.
Ay niño, no me quieras,
que cuesta tanto trago en cinco
querer que no te quieras,
que si me amaras, palma.
La loca luna sangre, prisa
diríase en que muera.

No se hizo el sol de los desiertos
para los ojos claros,
ni las niñas con alas,
para las manos secas.

Aurora en la Feria del Libro de Madrid, el pasado 10 de junio.

Más poemas de Aurora:

En ámbar: el incienso de los sueños

Anuncios