Un libro inédito de viajes de Miguel de Unamuno sale a la luz

Gabriel de Araceli

_dsc4239_web

Emilio Pascual, Luis Alberto de Cuenca, Pollux Hernúñez, autor de la edición, y José María Merino durante la presentación del libro de viajes de Unamuno el pasado 31 de enero en el Ateneo de Madrid.

Unamuno es lo que tiene, que a pesar de sus contradicciones arrastra a las masas. Y con el libro inédito de sus viajes juveniles que se ha dado a conocer estos días se ha despertado una expectación inesperada. Resulta que a Miguelito Unamuno en el verano de 1889 (sin haber cumplido aún los veinticinco), su tío Claudio, ya setentón, le obsequió con un viaje por Italia, Suiza y París, con la guinda final de la Exposición Universal y la recién inaugurada torre Eiffel. Así que durante los 49 días que duró la excursión el joven Unamuno se lo pasó en grande visitando monumentos, tomando notas, escribiendo impresiones, criticando lo que no le gustaba, poniendo a caldo algunas de las costumbres y usos que veía en aquellas extrañas tierras y echando de menos a su novia. Eso sí, ¡ah, el amor!, que era un joven enamorado y le ardía la sangre solo de pensar en el bomboncito que había dejado en el gran Bilbao. De todos aquellos cuadernos de viaje que han estado perdidos durante décadas porque Unamuno no quiso publicarlos (lo mismo fue por lo que padeció, aquellas  ansias secretas secretadas por su novia, ¡vaya usté a saber!), Pollux Hernúñez, especialista unamuniano y además salmantino, ¡encima!, ha hecho una edición especial que presenta Oportet Editores. Una edición muy cuidada, que no es sencillo enfrentarse a la enrabietada caligrafía manuscrita de don Miguel, que hay que tener paciencia de hereje para leer y ordenar ese inmenso paraíso de notas que escribió, que uno se queda maravillado de aquella prosa precisa y reverentísima de don Miguel, del empeño que ha puesto Pollux Hernúñez en sacar a la luz este libro inédito. Así que aquí está el libro de viajes de Unamuno y el que quiera saber más que lo lea.

_dsc4237_web

El salón Úbeda del Ateneo abarrotado de público, que se quedó pequeño para la presentación de los viajes de Unamuno.

librocareta_oportetEnlaces relacionados:

Venceréis pero no convenceréis


Anuncios