La beauté est dans la rue!

El Duque de Lerma fue uno de los grandes especuladores que ha tenido Madrid. Consiguió que la corte se trasladara a Valladolid y regresara a Madrid, en 1601 y 1606. Previamente él había adquirido a bajo coste terrenos y palacios que alquiló a la corte. La fortuna conseguida por operaciones especulativas fue inmensa. A punto estuvo de ir al patíbulo. Le salvó que fuera nombrado cardenal. «Para no morir ahorcado el mayor ladrón de España se viste de colorado». Además fue un genocida, la expulsión de los moriscos (entre 1609 y 1613), tan españoles como los cristianos, llevó a la muerte a miles de inocentes en su exilio a Argel. El Duque de Lerma se quedó con sus tierras y propiedades. La escasez de productos agrarios de los que los moriscos eran productores produjo un problema económico y de abastecimiento muy importante en la corte de Felipe III.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s