La beauté est dans la rue!

El Marqués de Salamanca fue otro de los grandes especuladores que ha tenido Madrid. A partir de 1860 y contando con el patrocinio de la reina Isabel II se desarrolló el ensanche de Madrid por el barrio que lleva su nombre, y con el que obtuvo inmensa riqueza. Sin embargo, las fluctuaciones económicas le tendieron una trampa. Murió arruinado, como si el destino quisiera vengarse de su astucia en la bolsa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s